• El Clima en San Martín de los Andes

    Incomplete forecast XML received.
    Please refresh your browser.
  • Galería

    Base 1600 del cerro chapelco 2 Barra de tragos en Pradera del Puma - Cerro Chapelco vista-de-la-cumbre-del-volcan-lanin volcan-y-lago-huechulafquen Caminito nevado por el bosque nevado de Chapelco vista-del-volcan-lanin
  • Dónde Estamos

    En la patagonia argentina, en el sudoeste de la provincia de Neuquén


Lanín significa, en vocablo mapuche: “roca muerta”, y es un buen nombre para un volcán que no registra actividad desde el siglo XVIII. Con 3776 metros sobre el nivel del mar, este gigante dormido está situado al sudoeste de la provincia de Neuquén, rodeado de las montañas, cascadas, ríos, lagos y vastos bosques que integran las 412.000 hectáreas del Parque Nacional Lanín, cuya intendencia se encuentra en San Martín de los Andes.

Todos los años, miles de personas de variados lugares del mundo visitan el parque y solo un puñado de ellas lo hace con la intención de ascender el volcán: saben que en su cumbre les aguarda una visión reservada para algunos pocos.

Este ascenso requiere un esfuerzo físico de resistencia alto, pero no requiere de mayores conocimientos técnicos de escalada, ya que es de relativo fácil acceso si se transita por su cara norte. Cualquier persona con el estado físico adecuado, el equipo apropiado y un guía autorizado, puede encarar esta travesía.

Su cara sur, en cambio, presenta mayor dificultad y es necesario tener conocimientos específicos de escalada en hielo. Sin embargo, es un desafío que algunas personas toman cada año.

El recorrido hacia la cara norte comienza en las proximidades de la seccional del Guardaparques de Área Tromen, al sur del Lago Tromen, hasta donde se arriba por la ruta provincial 60. Nos encontraremos con que el paisaje estepario termina donde comienza un imponente bosque de araucarias centenarias, cuyo fruto sigue siendo, al día de hoy, un ingrediente importante en la alimentación de las poblaciones mapuches que viven en las reservas. Le seguirán los ñires, pehuenes y, a mayor altura, las lengas.

El parque cuenta con zonas de acampe agreste y organizadas. También hay algunos refugios.

De las cercanías de la seccional parte el sendero hacia el volcán. Toma dos días ascenderlo y la noche se pasa en un refugio de montaña. A 2300 mts. se encuentra el refugio del B.I.M (Batallón de Ingenieros de Montaña). 300 mts. más arriba está el refugio del Club Andino Junín de los Andes, que es el más concurrido.

En el segundo día, lo importante es hacer cumbre, así es que, con las mejores condiciones, se parte a las 6 AM hacia la cima. El descenso posterior se hará en aproximadamente 6 horas. El Lanín tiene la ventaja de poseer la cumbre más alta entre las montañas de la zona, por lo que no hay obstáculos para la visión aérea que se tiene de los lagos, bosques y cumbres vecinas. Algunas personas dicen que puede verse en el horizonte la línea del océano pacífico, si el día es suficientemente diáfano.

Cuenta una leyenda que, para calmar la ira del Dios del Mal, Pillán, quien vivía en la cima del Lanín, la tribu de Huanquimil sacrificó a la hija del cacique. La llevaron a la cumbre y un condor arrojó su cuerpo en el interior del volcán.

Pillán calmó su furia, o se quedó dormido, pues allí en lo alto la calma es sobrecogedora. Solo encontraremos el sonido del viento en los oídos y la sensación de ser pájaro; de ser libre y, a la vez, de ser tan pequeño frente a la majestuosidad imponente de la roca salida de las entrañas de la tierra.

Se dice que las alturas acercan a las personas a Dios; o que hace que se sientan más unidos con el universo; más concientes del mundo. Cuando un ser humano llega a lugares como esos, se conecta con la energía vital del planeta, y eso logra que uno se encuentre consigo mismo; con su esencia; con lo más básico de su ser. Las imágenes quedarán grabadas en la memoria y también quedarán inolvidables las sensaciones. De vez en cuando, en esta vida, la felicidad tiene nombre de volcán.

Atardecer en el Lanín

Vista desde la Cumbre del Volcán

Leave a Reply